16/3/09

Por equipos de Cataluña 2009: 7ª ronda, "Gafados"

De nuevo sufrimos un domingo soleado, pero sobre nuestras cabezas pesa una gran borrasca que nos tiene despitados y "gafados". Toda la suerte que hemos tenido en otras ocasiones ayer nos dió la espalda y ya van dos semanas seguidas con la suerte esquiva cuando se deciden los matches. Al menos en esta ocasión llegábamos al rush final con el empate asegurado, pero en eso nos quedamos: "empanados" y con cara del que le acaban de robar la cartera.

El match comenzó con buenas sensaciones, ya que mi partida se me puso de cara muy rápidamente y de hecho si no dejo pasar por alto que ganaba una pieza directamente (no lo vi por dios), a las 10 de la mañana ya hubiera ganado. El matc siguió, a parte de esa anécdota, igualado y de hecho se comenzó con tablas en tres partidas: Ezequiel, Imar y Marc finalizaron con empates en sus respectivas partidas y eso dejaba en el marcador un empate de 1,5 a 1,5. Posteriormente finalicé mi partida con la victoria que auguraba el inicio de la misma tras la apertura y poco más tarde finalizó Ricard con otra victoria (su rival se excedió en su afán romanticista y las entregas fueron demasiadas y sin fruto aunque quedó en el ambiente si esa partida se "robó" o simplemte Ricard la tenía controlada en todo momento). Estos resultados subían un 3,5 a 1,5 al marcador y parecía que el match se nos ponía cómodo para alcanzar la victoria. De las cinco partidas restantes parecían que ganábamos una, empatábamos tres y tan sólo se perdía la partida de Paco. Nada es lo que parece, jeje.

Se ganó la partida que se suponía con una magnifica finalización de la misma por parte de Luis. Ya necesitaba una victoria así este año, además contra un contrincante que parecía en forma a tenor de sus resultados en las rondas precedentes. La sorpresa cayó de parte de Paco, que después de dos por equipos, volvía a jugar una ronda del mismo. Se le notaba su falta de competición, pero aguantó como un jabato para acabar quedándose con medio punto en una partida que pensábamos que tenía mal para sacar algo positivo. Estos resultados subían el 5 a 2 al marcador a nuestro favor. Entonces comenzó la "tormenta perfecta".

En las tres partidas restantes sufrimos una especie de embrujo que nos llevó al alcantilado y un ligero resbalón nos mandó al fondo del barranco. Primero Óscar se dejó arastrar por ese influjo negativo que nos rodea y acabó perdiendo su partida (renacerá como el ave fenix y las rachas negativas por suerte siempre se acaban). Posteriormente David se dejó robar la cartera en otro final de tablas que también acabó en la saca del Olot. Estos resultados subían el 5 a 4 en el marcador y el miedo se apoderó de todos nosotros.

A Éric volvió a tocarle la negra de ser el último en acabar su partida, al igual que contra la Barceloneta. Y como entonces sufrió de mala suerte (ánimo Éric, que ya veras como las situaciones cambian y varian, lo que hoy es agonía, en otras ocasiones es alegría). Entro en un final que también debía ser tablas, pero acabó complicándose al dejarse coronar un peón y terminar con un final de torre contra dama, pero que parecían ser tablas teóricas por la situación y estructura de peones. Después de muchas vueltas y vueltas por parte de su contrario, en posiciones que continuamente parecían haberse dado en multitud de ocasiones, acabó por encontrar una línea que le daba la victoria y con ello enterró nuestros sueños de ganar el match y se finalizó con un empate que nos dejo muy mal sabor de boca por dejar escapar una victoria que parecía caer en nuestra saca.

Resultado final: Sant Martí 5 -- 5 Olot.

Con este enfrentamiento, el histórico de resultados en nuestros enfrentamientos con el Olot queda en 1,5 a 3,5 a favor de ellos:
  • Temporada 86-87, 2ª División: Sant Martí 7 -- 3 Olot
  • Temporada 88-89, 2ª División: Sant Martí 3 -- 7 Olot
  • Temporada 91-92, 2ª División: Sant Martí 1,5 -- 8,5 Olot
  • Temporada 2004, 2ª División: Sant Martí 0* -- 10 Olot
  • Temporada 2009, 1ª División: Sant Martí 5 -- 5 Olot
Quedan dos rondas y la buena noticia es que aún dependemos de nosotros mismos para salvar una temporada para olvidar. De hecho creo que ganando, incluso, un solo match de los dos que quedan nos salvaríamos del descenso, ya que hay algún equipo que les queda jugar con los dos "cocos" del grupo. Es curioso que estemos en esta situación cuando, supuestamente, éramos el equipo teórico que debía disputarse la tercera plaza final con el Balaguer. Está claro que no puedes dar por supuestas las cosas y hay que lucharlas desde el primer minuto de juego. El domingo que viene nos vamos a Tordera, donde esperemos que la mala suerte quede en pura anécdota y seamos capaces de sumar el punto en juego. Si lo logramos el paso dado para salvar la temporada será importante e incluso decisivo.
Seguro que, con las energias renovadas de aquí al domingo, alcanzaremos el objetivo. Hay que quitarse el mal fario y olvidarse de las desgracias cosechadas.

3 comentarios:

Catulo dijo...

Para motivaros de cara a Tordera, por allí hay buenos restaurantes (Can Casellas, Can Dieta...) aunque un pajarito ya me ha dicho que queréis ir a Arenys...
Pensad que todos los del club estamos con vosotros aunque no os lo digamos a menudo porque no coincidimos los domingos. ¡Suerte!

Patty dijo...

Eh eh que hay gente de otros clubes que también está con vosotros!!!! Y no lo digo por los que cada domingo repasan vuestras alineaciones como si fuerais el Real Madrid de las 5 Copas de Europa, sino a los que miramos las actas a ver si remontáis el vuelo:-)

Una cosa es que deliberadamente paséis de subir a DH porque nos tenéis miedo y otra que os vayáis a Segunda a perseguir a nuestro B xDDDDDDDD

monpablo dijo...

La cosa es que para no aburrirnos, hemos querido hacer la competición interesante; y para ello nada mejor que hacer el "canelo" semana si, semana también.

Eso sí, más que miedo a subir para jugar contra vosotros, yo diria siendo fino, que lo que tenemos este año es "incapacidad".

Pero no pasa nada, ganmos esta seman y solventamos la situación "in extremis", al menos nos queda ver vuestros resultados para intentar que algo se nos impregne tras la buenaq temporada que llevais.