21/6/11

Quien no juega es porque no quiere ...


Realmente disfrutamos de un deporte-ciencia que nos da un abanico de oportunidades casi infinitas para su ejercicio. Cualquier entorno, lugar, condición, ...; incluso la falta de trebejos adecuados u oficiales no es un impedimento para disputar una partida.

Siempre hay avispados jugadores con una imaginación de lo más insólita para "crear" o "diseñar" una zona de juego y un tablero y piezas de lo más original y curioso. Con una mesa, 32 servilletas y 32 copas es más que suficiente para generar un "campo de batalla" ajedrecísitco total, innovador y que además impedirá que cualquiera de los dos contendientes pueda sufrir deshidratación por no ingerir líquidos. Tan solo bastará con entregar cualquier vaso-pieza para recuperar líquidos corpóreos.

Además del ya por sí complicado juego, en este caso se amplía la dificultad por tener que recordar que color de líquido es cada pieza-vaso (tanto monta monta tanto).

Y si encima el ingrediente es alcohol, es de suponer que si llegan a un final de pocos peones pueden dar un "doping" de los que hacen época. Felicitaciones por la gran imaginación de los jugadores porque yo por más que miro la foto no soy capaz de pensar en ninguna posición ...

Eso sí, la lástima es que nadie les haya advertido lo del cuadro blanco a la derecha a no ser que quisieran usar las servilletas "blancas" como cuadros negros; o es que tal vez ya habían jugado alguna que otra partida y una de las reglas sea que pieza comida, bebida ingerida ...

3 comentarios:

Catulo dijo...

Jugar con piezas rellenas de alcohol lo habóa hecho yo alguna vez en mis tiempos de la uni y lo llamábamos "ajedrez suicida". Ya podéis imaginar que aperturas como la Española del cambio conducían pronto a una situación embarazosa para ambos contendientes...
Por cieto, que estos estaban jugando ya la segunda partida como mínimo porque el cuadrado blanco no está a la derecha del jugador...

Monpablo dijo...

Vaya vaya con tus años mozos, jejeje. De todas formas yo creo que el que merece más la atención y un a reflexión es el "pobre" que tan solo observa la partida porque ver como tus "colegas" se ponen ciegos mientras tu tan solo ves copas llenas ...; y encima solo faltaria que le tocase pagar.

imperioso dijo...

Peor son las rápidas.